Adiestrar la mente – Dalai Lama

El texto básico de esta enseñanza de Su Santidad el Dalai Lama se
escribió hace ochocientos años, poco después de que el maestro in-
dio Yowo ye o Atisha Dipamkara introdujera en Tíbet la escuela ka-
dampa. La tradición kadampa influyó profundamente en todas las otras tra-
diciones de práctica espiritual que por aquel entonces existían en la Tierra
de las Nieves. De la escuela kadampa emergió la secta guelugpa.

La mayor contribución de la escuela kadampa fue el énfasis en tres co-
sas: sostener la visión filosófica correcta, observar los principios de con-
ducta moral y aproximarse correctamente a la práctica contemplativa. Los
reformadores kadampas hicieron también hincapié en la importancia de
una clara comprensión de la moralidad y de los tres votos (dom sum) de la
vida monástica, de los seguidores del camino del bodisatva y de los prac-
ticantes del vajrayana. La mayor parte de las cuestiones principales que to-
davía se debaten en el budismo tibetano aparecieron en tiempos de la
emergencia de la orden kadampa.