¿Quién se ha llevado mi Queso? – Spencer Johnson

Quién se ha llevado mi queso por Spencer Johnson, esta historia se desarrolla en un laberinto donde habitan 4 personajes: los ratones Fisgón y Escurridizo, así como 2 liliputienses, o humanos muy pequeñitos, llamados Hem y Haw.
Los 4 se alimentaban del queso que se encontraba en la estación Q. Un día el queso simplemente desaparece. (Aquí es donde empieza a presentarse la problemática y el viaje de cada uno de los personajes en diferentes momentos de la historia por el laberinto, en búsqueda de queso nuevo)

Tal como aparece en el relato cada personaje responde de diferentes formas: Fisgón detecta el cambio rápidamente, Escurridizo se apresura al cambio (ratones)

Haw, (liliputiense), se da cuenta de que quedarse en el lugar de siempre no lo llevará a nada. Logra adaptarse a tiempo, con un cambio de mentalidad y con la esperanza de conseguir algo mejor.

Hem (liliputiense), se niega al cambio y se resiste. Por el miedo de tomar una decisión termina en el peor escenario.


Esta fábula simple e ingeniosa puede aplicarse a todos los ámbitos de la vida. Con palabras y ejemplos comprensibles incluso para un niño, nos enseña que todo cambia, y que las fórmulas que sirvieron en su momento pueden quedar obsoletas. El «queso» del relato representa cualquier cosa que queramos alcanzar «la felicidad, el trabajo, el dinero, el amor» y el laberinto es la realidad, con zonas desconocidas y peligrosas, callejones sin salida, oscuros recovecos… y habitaciones llenas de queso.

Escrito por un autor de fama internacional, este relato está prologado por un renombrado consultor empresarial. Sus enseñanzas han servido de inspiración en todo tipo de compañías y organizaciones empresariales.